Revista Controversia No. 205 – CINEP – Tema: Interculturalidad, convivencias y gobernanzas territoriales

La constitución de 1991 reconoció la diversidad cultural en Colombia y en consecuencia introdujo un esquema diferencial de derechos, que busca garantizar la integridad cultural de los pueblos indígenas y afrodescendientes, muchos de los cuales habitan en el campo colombiano y conviven con población campesina mestiza. El modelo multicultural anteriormente descrito ha incentivado las subjetividades identitarias en clave étnica, situación que en muchos lugares de la geografía nacional ha significado la emergencia de tensiones comunitarias, en tanto enfrenta diversas concepciones, trayectorias, principios de organización del territorio y percepciones en torno a lo público. Sin embargo, al mismo tiempo, los procesos organizativos étnicos y el sistema multicultural de derechos han funcionado como una extraordinario mecanismo de resistencia social frente al despojo territorial resultante del conflicto armado y del modelo neo-extractivista.

Estas dinámicas de conflicto y resistencia tienen lugar en un contexto de profunda concentración de la tierra, marginamiento productivo y exclusión social; los anteriores elementos en sus múltiples combinaciones, tienden a exacerbar las tensiones y la competencia por espacios de representación y de acceso a derechos diferenciados entre poblaciones rurales. Pese a ello, puede asegurarse que una característica predominante del campo colombiano es el  ejercicio permanente de diálogo y negociación intercultural que ha permitido, desde la diferencia, la construcción conjunta de gobernanzas y autonomías específicas sobre idénticos territorios. Desde el anterior punto de vista, la interculturalidad constitutiva de la ruralidad colombiana puede entenderse como aquellas dinámicas por medio de las cuales, diversas culturas dejan de correr paralelas y se intersectan entre sí afectándose; lo que implica entonces, el entreveramiento de identidades en los terrenos definitorios de los órdenes sociales y políticos, así como el énfasis en los aspectos comunes de la cotidianidad entre los diferentes actores.

El número 205 de la Revista Controversia busca plantear preguntas y proponer debates en torno a los retos que para la nación multicultural significa “La Interculturalidad, la convivencia y las gobernanzas territoriales”. El reto de la interculturalidad se explica porque en el objetivo de hacer efectivos los derechos territoriales de las poblaciones rurales en el país, el Estado y las organizaciones sociales etnico-campesinas enfrentan hoy, además de las tradicionales dificultades del sector agrario, el reto de construir ordenamientos territoriales que fortalezcan espacios de convivencia social y productiva. Lo anterior adquiere aún mayor relevancia ante la expectativa de un posible escenario de post-acuerdo donde las espacialidades y gobernanzas rurales, implementadas por los movimientos sociales, jugarán un papel protagónico en la sostenibilidad y desarrollo del campo colombiano.

Carlos Duarte (editor encargado)
Instituto de Estudios Interculturales
Universidad Javeriana de Cali
Cierre de convocatoria
Fecha límite de recepción de artículos: 29 de febrero de 2016
Los textos podrán ser enviados a la siguiente dirección: controversia@cinep.org.co
Anuncios

Acerca de LaDireKta

Antropologo Universidad Nacional de Colombia, miembro del Colectivo de Comunicación Popular la DIREKTA-Medvedkino. Coordinador del área de investigación aplicada del Centro de Estudios Interculturales, Universidad Javeriana de Cali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: